suscribir: Artículos | Comentários

Fin de año escolar

Estamos en los últimos días de clase, tanto para los niños, padres y docentes es un momento sumamente importante y atareado.

Los docentes…

Los docentes, organizando la fiesta de fin de curso, qué hacer para dicho acto de cierre; completando y haciendo todo el papeleo administrativo: llenar pases, cerrar auxiliares, listas, terminar los carnés, etc.

Con respecto a la fiesta de fin de curso, pensemos en aquello que hemos trabajado durante todo el año para reflejarlo en esa fiesta.

por @dañe en Flickr.com

También es tiempo de decidir quién queda repetidor y quién no, todo un tema complicado, será que la repetición le servirá de algo a ese alumno. Una vez un alumno se enojó conmigo porque le dije hasta último momento que tenía posibilidad de pasar. Lo que pretendía era que ese alumno no dejara de luchar y que a lo último supiera que si trabajaba el año próximo como lo había hecho en esos días, iba a ser recompensado.

Un día, vino la madre a decirme, que cómo le decía al niño que tenía posibilidades de pasar, cómo lo iba a promover en ese estado. Le explique que su hijo tenía baja autoestima, que necesitaba ser incentivado y alagado para mejorar en el aprendizaje. Al final, la mamá lo logró traer a la fiesta de fin de año y él me dijo: “maestra gracias por confiar en mí hasta el último momento, yo el año próximo voy a estudiar y a pasar”. Seamos positivos, mostremos la repetición como una nueva experiencia y aprendizaje.

Los padres…

Una gran parte de padres parece que recién se empiezan a preocupar por el estado en los estudios de su/s hijo/os, se preguntan qué le sucedió que queda repetidor; a otros ni les interesa. Después están los que siempre se encuentran pendientes, que durante todo el año han ayudado y orientado a sus hijos, llegando a fin de año con espectativas y entusiasmo.

Qué hago si mi hijo queda repetidor, entender por qué, cuáles fueron las causas para que el año próximo pueda lograr las competencias que en éste no pudo lograr.

Hay padres que son demasiados exigentes, que pretenden que sus hijos pasen de clase con determinada nota. Una vez, no pasé a una niña con sobresaliente, porque no concordaba con que fuera una alumna que mereciera esa nota. El problema era, que su mamá estaba acostumbrada a que la hija fuera merecedora de esa calificación porque los demás años había sido así. Entonces, decidió no llevarla a la fiesta de fin de año.

¿Es tan importante que un hijo pase con excelente o es más importante que haya aprendido todo lo que era necesario para el grado y para la vida? ¿Si un alumno sabe bien todo los contenidos disciplinares pero no sabe colaborar con sus compañeros, merece ser promovido con sobresaliente? Son cuestionamientos, que los padres también deberiamos de hacernos.

Los niños…

Para los niños es tiempo de mucha espectativa, en el cual necesitan de todo el apoyo de la familia como en el resto del año.

Cuando los padres exigen con respecto a determinada calificación, los hijos llegan a fin de año con el corazón en la boca, pensando en si les subirán uno o dos puntos en el carnet o si seguirán con la misma nota. En cambio, los niños cuyos padres les enseñan que lo importante es aprender y dar todo lo mejor de sí, sin prestarle tanta importancia a la nota, se dedican más a disfrutar de la fiesta de fin de curso, piensan en las vacaciones, en qué van a hacer con sus familias, etc.

Los que repiten tienen que verlo, como una nueva posibilidad para el año próximo y eso también depende sobre todo de las familias.


URL para compartir: http://l.diarioeduca.me/W

  1. Marcelo C. Marquez, Psp. dice:

    Excelente tu nota Pam. Resume lo que es un fin de ciclo lectivo y los distintos “sentimientos”

  2. Pamela Ferreira dice:

    Gracias Marcelo!!! Un abrazo.

Dejar un Comentario